Efemérides, carteleras y actos patrios

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on google
Share on whatsapp
Share on pinterest
Share on email

¿Qué lugar ocupan las efemérides en la enseñanza de la Historia?

   Empecemos por su origen…

   Los actos escolares tuvieron un origen específico como cualquier otra práctica presente en la institución escolar. Lo interesante de situarlos en el momento histórico determinado tiene que ver con poder desentrañar los significados y la finalidad inicial de esos rituales e identificar claramente cuáles fueron los soportes teóricos, imaginarios, románticos, patrióticos que hicieron posible su duración. Igualmente, es importante analizar cuáles serían los significados y los sentidos de esas prácticas en el contexto actual de las instituciones escolares.

   La escuela no ha sido, no es y no será un lugar neutral de transmisión de conocimiento. Durante el siglo XIX y parte del XX, el Estado Nacional configuró proyectos de carácter nacionalista y, considerando que el sentimiento patriótico se enseña y se aprende específicamente en la escuela, comenzó a destinarse un espacio y un tiempo en su interior para el recuerdo de determinados acontecimientos que guardaban relación con hitos del origen de la nación argentina.

   Las efemérides escolares surgieron en Argentina en 1887 como “feliz inspiración” de un joven director de escuela, Pablo Pizzurno, quien en ocasión de celebrarse un aniversario de la Revolución de Mayo “cumplió el día 24 con ese deber cívico de patriotismo. Reunió a los niños de la escuela y6 les explicó el acontecimiento glorioso que la patria celebra (…). Enseguida los condujo al patio, en donde había enarbolado una bandera nacional, ante la cual los niños declamaron versos patrióticos (…) Luego todos cantaron el Himno Nacional (…) La fiesta fue verdaderamente hermosa (…) El señor Pizzurno es digno de un elogio especial por la feliz inspiración que tuvo” La Prensa, 25 de Mayo de 1887.

NOTA: Pablo Pizzurno nació en Bs. As. en 1865 y murió en 1940. Educador argentino, maestro, Director de la Escuela Superior de Bs. As., Inspector. En 1893 fundó la revista pedagógica La Nueva Escuela.

   Se conoce a la sede del Ministerio de Educación argentino con el nombre de Palacio Pizzurno en su honor, pero, en realidad se llama Palacio Sarmiento. Pizzurno es el nombre de la callecita que está en su frente.

  Hay que tener en cuenta el papel “homogeneizador” que se buscó impartir a través de la escuela en un contexto social con una fuerte presencia de inmigrantes, especialmente italianos y españoles. La escuela va a cumplir un papel muy importante en la adhesión a una idea de “patria” (la Nación Argentina) de estos habitantes; así el reconocimiento de los símbolos patrios y los rituales propios de los actos escolares, colaboraron en este objetivo del Estado Nacional.

   Lo que se comenzó a transmitir en los actos escolares y también en la enseñanza de la Historia como materia curricular fueron relatos estáticos, inmóviles, que tendían a describir acontecimientos y focalizar principalmente en su éxito sin mencionar los intereses de los diferentes grupos sociales que convivían, así como tampoco mencionaban sus aciertos, sus dificultades, sus errores, sus consecuencias.

   Segunda década del siglo XX: aportes de la escuela de Frankfurt y de la escuela francesa de los Annales. Se comenzó a focalizar la mirada desde otras perspectivas (pasar de la historia relato a la historia problema, incorporar el aporte de otras ciencias, superar el marco del trabajo exclusivo de “lo fáctico”, etc.)

   Proponer nuevas y dinámicas estrategias que tiendan a la apropiación de los conocimientos desde una perspectiva más integral.

   Es preciso retomar los planteos básicos acerca de la enseñanza – qué vamos a enseñar, para qué, con quiénes – y dotarlos de sentidos que fundamenten las acciones.

Los actos escolares: una construcción con sentido

De la idea de rituales vaciados de sentido a una concepción investigadora, activa y participativa.

Instalar el acto y el porqué del acto en el trabajo previo de la escuela por una o varias jornadas.

   Algunas sugerencias (nunca recetas) para los actos escolares:

  • Contextualizar los hechos históricos, saber claramente qué se recuerda.
  • Tener una mirada histórica que nos conecte con el pasado a partir de hechos, objetos o personas significativas y relacionarlas con el presente.
  • Observar e investigar talentos especiales en los chicos para que puedan desarrollarlos y mostrarlos en esta oportunidad.
  • Adaptar obras teatrales. A través de ellas se trabaja la oralidad, se puede dramatizar, recitar o hacer teatro leído, según los casos. Hay excelentes textos con rigurosidad histórica, que tienen rima y por tal motivo resultan fáciles de memorizar; además son muy graciosos.
  • Preparar materiales multimedia. Quizás para alumnos con trayectorias escolares discontinuas, actuar puede resultarles más difícil. En estos casos, pueden investigar y trabajar muy bien elaborando presentaciones con los variados soportes que las NTICs ofrecen.
  • Seleccionar diversos textos, canciones, fragmentos de películas como disparadores de trabajo.
  • Preparar lugares especiales (decoración, carteleras, galerías). Hacer construcciones tridimensionales.
  • Proponer el armado de espacios específicos (el Museo en la Escuela, por ejemplo).
  • Instalar una radio con colaboración de todos los docentes y alumnos.
  • Hacer un concurso de Banderas: puede ser una por curso, donde se premie la originalidad y el mensaje que transmiten.
  • Involucrar a toda la escuela, más allá de los cursos destinados a organizar el acto escolar. Repartir invitaciones, despertar la curiosidad sobre las sorpresas que habrá, movilizar a la comunidad. En fin, hacer de cada evento una situación de aprendizaje dinámica y festiva.

Los actos patrios son contenidos socialmente significativos. Se relacionan con la construcción de la memoria, con la constitución de una ciudadanía activa y participativa. Conllevan la posibilidad de abordar el pasado poniendo en juego diversas interpretaciones, y, sin lugar a duda, son una excelente oportunidad para interpelar a la historia, para hacerla viva, preguntando desde las problemáticas del presente.

Lic. Susana Fernández

Autora de los Cursos en Video sobre Fechas Patrias (Ver info)

Últimas Notas

PAISAJES DE APRENDIZAJE

Los espacios donde aprendemos deben motivarnos, sostiene Rosan Bosch, artista holandesa que trabaja en la intersección del arte, el diseño

Leer más »

Me aburro

¿Hay algo más hermoso y gratificante que ver sonreír a un niño? Creo que debe ser una de las imágenes

Leer más »